Narco se impuso en elecciones

Publicado: 9 abril, 2010 en Reportajes

Políticos prometieron de todo, menos de luchar contra la narcoactividad. Conveniencia política, intereses económicos, temor. Aquí explican con sus propias palabras, porque ese cáncer social les resulta mejor tratarlo “de larguito” aunque se trate de un problema que atenta contra la seguridad nacional, actitud que deja en evidencia el poco o nulo compromiso que se esconde detrás de la politiquería nacional y local

Por Mauricio Miranda
mauriciomiranda@conexiones.com.ni

En la Costa Caribe, las medias tintas sobre la influencia que tiene el narcotráfico en las actividades en los municipios, en las aldeas del litoral, y en la política local, hace mucho tiempo dejaron de existir. Si no creen, pregúntenle a Dale Arnold Teófilo, quien corrió como candidato en la posición 2, circunscripción 6 en la RAAN por el PLC, en estas elecciones pasadas.

Por cierto: ¿Quién recuerda a algún candidato local, de cualquier partido político, haber planteado una lucha estratégica para combatir la narcoactividad en cualquiera de sus expresiones?

Dale tiene una respuesta. Los partidos políticos no se atrevieron a prometer una lucha frontal contra la narcoactividad en la Costa Caribe, porque eso implicaba perder votos en las urnas el pasado domingo 7 de marzo, un costo político que nadie estaba dispuesto a asumir.

El fenómeno lo explica de esta manera: Algunos comunitarios costeños prefieren los ingresos económicos que les genera la narcoactividad, transportando paquetes de cocaína, ofreciendo servicios de seguridad a los traficantes, recuperando kilos que encuentran flotando en el mar para después venderlos al “patrón” jefe de la banda de narcos, antes que esperar que algún representante del Estado de Nicaragua se instale con sus falsas promesas de desarrollo económico que ha tardado casi dos siglos en llegar.

“No es ningún secreto. Las comunidades de los litorales, en su mayoría, su sobrevivencia es de eso. Si vos les decís que vas a atacar ese tema, entonces la gente se te puede ir en contra. Van a decir: Este hombre, si gana, me va a echar a la DEA, al Ejército, a la Fuerza Naval, entonces voy a votar por el que no me ataca, no me molesta. Es un tema bien delicado. Para atacarlo, vos tenés que pensarlo bien como político, porque te puede restar votos”, afirma Dale.

¿Ganó esta batalla el narco a la política local y a la nacional?

Días previos a las elecciones del pasado 7 de marzo, estuve presente en un Foro de los Periodistas Sandinistas, cuyo tema central era la presentación del programa de gobierno de la alianza FSLN-Partido Resistencia Nicaragüense (PRN). Después de hora y media de escuchar atentamente al comandante Julio César Blandón, alias “Kalimán”, presidente del PRN, me sorprendió que excluyera por completo el tema de la narcoactividad, con el caso de Walpasiksa aún fresca en la memoria de los nicaragüenses.

Habló del proceso de autonomía y de reformarle unos cuantos artículos para hacerla más efectiva, y sobre los cálculos de cuántas circunscripciones le llevarían de ventaja al PLC en la RAAS. Nada más.

Pero si “Kalimán” no brindó una respuesta clara, su segundo, el comandante José Benito Bravo, vicepresidente del PRN, si fue bastante categórico al final del evento: “De ese tema no me gusta hablar, porque estamos en elecciones”. Luego añadió: “No es que sea prohibido”, porque “es un problema para Nicaragua y para los costeños”.

Reynaldo Francis, coordinador del gobierno de la RAAN por el partido Yatama, hizo una admisión a la Unidad de Producción Informativa de la UCA, que ofrece una idea contundente de los niveles de presión a los que está sometida la población en la Costa Caribe por la narcoactividad. Y ellos mismos como autoridades.

–“¿Hay candidatos que tengan antecedentes de narcoactividad?”, le preguntamos. “Exactamente. Y eso lo apoya el gobierno. Entonces, eso sí es una preocupación, que nosotros tenemos, que vaya a institucionalizar eso, o legalizar. Eso es una preocupación. Yo te lo digo claro. Porque un candidato, que todo mundo sabe, hasta los niños saben, que se dedica a esa actividad, es un candidato del Frente Sandinista. Ahorita hay otro del PLC, que es concejal municipal. Todo mundo sabe”, respondió. “Así vemos hasta donde llega. Todo mundo sabe a qué se dedica esa gente, a la narcoactividad. Nadie puede tapar el sol con un dedo”, aseveró.

Luego hizo su propia reflexión: “Hay personas que ya les gustó el dinero fácil, entonces está metido, y es difícil para nosotros. No es que estemos rehuyendo. No es miedo, pero vos sabés, este tipo de gente maneja recursos, tiene su gente, entonces, también nos puede afectar”.

En marzo de 2006, en vísperas de las elecciones regionales de ese año, colaboré en un artículo para EL NUEVO DIARIO en el que se revelaba que por los menos 28 de los 675 candidatos a miembros de los consejos regionales en la Costa Caribe, tenían graves antecedentes delictivos, entre éstos tráfico de drogas. Más específicamente: tráfico de cocaína; tráfico y expendio de marihuana y crack; tráfico de heroína; tráfico de armas; portación ilegal de armas; y planificación de fuga de traficantes de drogas internacionales.

La respuesta de Julio Acuña, quien era entonces y sigue siendo Director de Atención a Partidos Políticos del Consejo Supremo Electoral, fue que “podría ser que haya gente que tenga algún tipo de antecedentes, no te lo niego, pero es algo de lo que nosotros no tenemos conocimiento. Hicimos la publicación provisional (de la lista de candidatos), nadie se opuso”.

Le preguntamos a Carlos Alemán Cunningham, candidato a miembro del Consejo de la Región Autónoma del Atlántico Norte por el Frente Sandinista, si había una actitud colectiva en algunas comunidades en defensa a la narcoactividad. “Fijate que no existen lugares así, directamente, como ustedes están planteando. Lo que ha habido es algunas comunidades donde ha tenido penetración. Sí vos lo ponés en la perspectiva real, es un caso específico”, concluyó.

LA ACTITUD ASUMIDA POR LOS PARTIDOS POLÍTICOS en las elecciones pasadas, es la muestra de que los comicios fueron “la gran oportunidad perdida” para buscar una solución de fondo al problema del desempleo, de la pobreza, y en consecuencia, del narcotráfico en la Costa Caribe, afirma Félix Maradiaga, ex asesor del Ministerio de Defensa y profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Americana.

Y cuando le comento la afirmación de Dale Teófilo, del PLC, con que se justifica ignorar el problema de la narcoactividad para no perder votos, se sorprende y comenta: “Yo no lo habría dicho con tanta claridad. Hay que tener mucho valor para hablar con ese nivel de crudeza”.

“El verdadero problema aquí es, una élite política de espaldas al Caribe. Y es una situación que naturalmente la han percibido los grupos de crimen organizado”, afirma.

Se supone que en el seno de los consejos regionales en la RAAN y en la RAAS, este tema es responsabilidad de una comisión específica que incluye a distintos sectores sociales. Pero Reynaldo Francis, es claro en admitir que “no tenemos recursos para eso”.

Roberto Orozco, coordinador del Programa de Seguridad y Crimen Organizada del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) indica que “esa comisión no genera propuestas de políticas públicas para nada, entonces, vos te encontrás una debilidad institucional en los dos consejos para atender desde la estructura del gobierno regional, esa problemática”.

La comisión se limita únicamente a atender el problema de una manera “muy reactiva”, a nivel de drogodependencia, pero este tema “debió haber sido de discusión interna en los partidos, debió haber sido una propuesta de gobierno, un espacio de discusión, por supuesto, claro que sí. El problema es que no lo vemos por desinterés e ignorancia”, asevera Orozco.

Coincide con Maradiaga al afirmar que “en cada elección regional o nacional se pierde la oportunidad. El tema de la seguridad ciudadana y el de la criminalidad no organizada, se pierde al no plantearse. Aquí ningún partido político, grande o chiquito ha venido con una propuesta integral, y aquí en Nicaragua no ha sido un tema central, cuando atacar la narcoactividad tiene que ser una prioridad”, concluye.

Reverendo moravo: “Narcotráfico es la mayor fuente de ingresos”

Actualmente, las poblaciones de la Costa Caribe nicaragüense, con cerca el 80 por ciento de índices de desempleo, se encuentran inmersas en un proceso sociopolítico donde el abandono por parte del Estado de Nicaragua, está provocando el grave desplazamiento de los sistemas de producción y de auto-sostenimiento tradicionales, para darle lugar al ilícito sistema económico cimentado en el narcotráfico.

El reverendo Norman Bent, pastor de la Iglesia Morava, ubicada en el barrio San José Oriental en Managua, y autoridad en las regiones autónomas, no tiene reparo en afirmar que “siento que la mayor fuente de ingresos es generada por la actividad del narcotráfico. Es no oficial, no es un empleo constante, pero es la verdad”.

La cantidad de recursos que gasta el gobierno central para controlar el narcotráfico es “enorme” y “muy necesaria”, pero “realmente el narcotráfico es una de las fuentes más fuertes de ingreso económico”. “El punto es el dinero rápido. Es levantarse en la mañana y no tener nada, y en la noche alguien te puede decir, llevame esto, y ya tienes dinero, aunque te engañe al dártelo porque no te dice que te puedes morir en el camino”, afirma.

Es entonces, cuando surge la disyuntiva, y los costeños tienen que tomar una decisión para alimentar a su familia y “mejorar” sus niveles de vida.

Por lo pronto, ahora faltan otros cuatro años para las nuevas elecciones regionales. Tal vez entonces no sea demasiado tarde para finalmente ponerle atención al problema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s