Reserva de la Cuenca Sur, amenazada por varios flancos

Publicado: 8 julio, 2010 en Sin categoría


TERCERA Y ÚLTIMA ENTREGA

El crecimiento desordenado de urbanizaciones y la falta de plantas de tratamientos de aguas residuales son un alerta para que las autoridades inicien un plan de ordenamiento territorial.

Por Nery García

nerygarcia@conexiones.com.ni

La posibilidad de que el lago Xolotlán suministre agua potable a Managua prácticamente se ha desvanecido. Por si fuera poco, las aguas subterráneas de la Cuenca Sur, de donde se abastece al 60 por ciento de los capitalinos, están en riesgo de contaminarse, debido a la aplicación de agroquímicos en el subsuelo, el avance de la frontera agrícola y el crecimiento urbanístico desordenado que impide la infiltración de las lluvias, mismas que causan inundaciones cada vez más graves en la capital.

Jairo Mendoza, especialista en manejo integrado de cuencas hidrográficas, recuerda que desde inicios del siglo pasado, cuando se decidió que las aguas negras de Managua se vertieran en el lago Xolotlán, se han acumulado decenas de años de contaminación, lo que se agrava con el crecimiento de la población capitalina y los otros contaminantes que convergen de los ríos que drenan en el lago.

“Las actividades agropecuarias, la deforestación y la erosión también están contribuyendo a la sedimentación en el lago”, advierte Mendoza, quien recalca que aunque Managua tenga la planta de tratamiento de aguas residuales más moderna de Centroamérica, los focos de contaminación aledaños no son controlados.

La contaminación del lago Xolotlán, de poco más de mil kilómetros cuadrados de extensión, se incrementa cada vez más.

“Cuando empieza a llover caen toneladas de basura, lodos, sedimentos y aguas negras. Además, de todo lo que la población lanza, como el plástico, más el daño que hacen los neumáticos”, explica la ex presidenta de Enacal, Ruth Selma Herrera.

Subcuenca III en peligro

Debido a que las aguas del lago Xolotlán no son aptas para el consumo humano y la laguna de Asososca no abastece ni siquiera a un tercio de la población capitalina, en años anteriores se invirtió en la construcción de tres campos de pozos ubicados en la Subcuenca III (Managua, Ticuantepe, Nindirí, El Crucero y La Concepción) de la Cuenca Sur del lago, para abastecer al 60 por ciento de los usuarios de Enacal en la capital.

“Uno (campo de pozos) está en Sabana Grande, otro en Veracruz, que se llama Valle Ghotel, y otro en Ticuantepe. Cada campo de pozos ahorita no cuesta menos de 30 millones de dólares. Tenemos la principal zona de reserva subterránea en todo el tramo que va desde Ticuantepe hasta Sabana Grande, es como un inmenso lago subterráneo”, asegura Herrera. Se estima que en esa zona se extraen 66 millones de galones diarios.

El crecimiento de asentamientos espontáneos y la proliferación de urbanizaciones que drenan sus aguas negras sin ningún tratamiento han puesto en peligro las aguas subterráneas, sumado a que hay despales para la edificación de casas, construcción de calles y carreteras que evita que se infiltre las aguas y se recargue el acuífero.

Roberto Araquistain, viceministro del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), lo reconoce: “El problema es que la ciudad ha crecido y esto quiere decir que tenemos más calles pavimentadas y también no se ha redimensionado los sistemas de conducción de lluvias de los sistemas pluviales”, dijo al entrevistarlo en una actividad sobre cambio climático organizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Desacuerdos institucionales

Esa amenaza la conoce bien el Gobierno central, al precisar en el borrador del Plan Nacional de Desarrollo Humano (PNDH) que las proyecciones para la Cuenca Sur de Managua, en el año 2012, son un “alto riesgo por sobrexplotación, contaminación y conflictos de intereses”, pues la disponibilidad y demanda de aguas en las principales aguas subterráneas “presentan un balance negativo para su aprovechamiento”, se lee en la página 191.

Ante los señalamientos en contra de las urbanizadoras, José Santos Lacayo, supervisor de planta de tratamiento de la urbanización Ríos de Agua Viva, en Sabana Grande, asegura que cuando presentaron el diseño de la infraestructura a Marena, éstos les aprobaron el proyecto, y cuando inició operaciones la empresa aguadora dijo que “estaba malo”.

“Dicen que falta una rejilla de sólido, falta una cuestión de clorificador… ahora cambian de parecer, mandan a un ingeniero, mandan a otro y total que todos dan sus opiniones distintas y Enacal dice que no se hace cargo de la planta”, comenta Lacayo.

Frontera agrícola y químicos amenazan

La piña, al igual que la pitahaya, son los cultivos de mayor predominio en la Sub Cuenca III, pero los químicos que le aplican podrían afectar las aguas subterráneas de la mayor reserva de los managuas.

Los químicos que usan los productores para aplicar a sus cultivos y la expansión de la frontera agrícola también ponen en riesgo que las aguas subterráneas se contaminen, además de reducir la capacidad de infiltración de las lluvias, confirmaron José Navarro, director de la Unidad de Gestión Ambiental de la Alcaldía de La Concepción, y Rodrigo Soto, funcionario de la Alcaldía de Ticuantepe.

“Uno de los principales problemas que presentan estos cultivos es la aplicación de esos pesticidas para controlar plagas y enfermedades que con el tiempo van contaminando el manto acuífero. Y desde los años de 1950 a estas alturas, la piña ha causado algunos efectos negativos a la reforestación del municipio, porque eso ha provocado despale”, explica Jorge De Trinidad, técnico del Departamento de Producción de la Alcaldía de Ticuantepe.

“El avance de la frontera agrícola es uno de los principales problemas que tenemos. Estamos hablando de que cada área de bosque puede andar entre el 15 y 20 por ciento de afectación, principalmente por el avance de pitahaya y piña”, expone el funcionario de La Concepción.

“Muchos productores se han estado retirando a las zonas más marginales y se están subiendo a los cerros. Al subirse a los cerros no hay infiltración de agua, todas estas escorrentías hacen lavado de suelo, degradación y todos estos sedimentos llegan a parar hasta el lago de Managua”, reitera De Trinidad.

Soto advierte que “al quitar la cobertura forestal de las partes altas podemos estar acercándonos a una situación similar a la del volcán Casita”. Sólo en La Concepción, las autoridades de la Alcaldía reportan 800 manzanas de pitahaya y 300 manzanas de piña en manos de unos 400 productores de la zona.

Los funcionarios de las alcaldías de Ticuantepe y La Concha aseveran que se han acercado a los productores, y en conjunto con el Ministerio Agropecuario y Forestal (Magfor) les han enseñado herramientas y técnicas. “Estas nuevas técnicas se llaman ‘buenas prácticas agrícolas’, que consisten en sembrar con obras de conservaciones de suelo, menos pesticidas, para que el suelo no se degrade y tenga mejores resultados”, dice De Trinidad.

Orlando Mena Zamora, productor de piña en Ticuantepe, asegura lo contrario. “Nunca hemos llegado con la Alcaldía a que nos va a dar una orientación, que nos va a decir vamos a sembrar otro tipo de cultivo”, dice, e insiste en que “todo tiene que llevar químico, porque te sale más barato”.

En La Concepción al presidente de la Asociación de Productores de Pitahaya de Nicaragua (Appinic), José Marenco, le consta que los funcionarios de esa comuna han buscado acercamiento: “Nos dieron a conocer que era una necesidad poder proteger los recursos hídricos, nos apoyaron con víveres, junto con herramientas, plantas energéticas; recomendaron que se protegiera haciendo fosas de infiltración de agua, haciendo diques, barrera ambigua”.

“Al productor se le ha estado diciendo que hay que cambiar ese cultivo por otro… si tiene dos manzanas de piñas, que siembre solamente una manzana y que la otra la siembre con café o plátano”, dice Marenco.

RIESGO DE UN DESLAVE

  • Más de un millón de nicaragüenses que habitan en Managua, además de los pobladores de los municipios aledaños, no sólo corren riesgo de quedarse sin agua en los próximos años para el consumo humano, sino también de que las inundaciones provoquen más daños, sobre todo en las zonas más frágiles.

Según datos de Defensa Civil, en la capital hay unos 40 barrios que pudieran ser evacuados.

“Es un problema muy serio, ya que Managua está al final de ese guacal que le llamo yo de la cuenca y especialmente la Subuenca II, que viene por El Crucero, que viene por La Viudas, Jocote Dulce, Los Ladinos, San Isidro de Bolas, San Isidro de la Cruz Verde y otros lugares”, reconoce Roberto Araquistain, viceministro del Marena.

“Cuando se dan estas lluvias, que son una tromba, pueden causarte mucho daño. Las escorrentías, los deslaves, el arrastre de sedimentos se mezclan con aguas de lluvias, que se cierren las alcantarillas, que se saturen las calles, pero en el caso de las urbanizadoras que no tienen buenos sistemas de infiltración, hacen que se mezclen las aguas lluvias con aguas negras, y las inundaciones se dan con aguas mezcladas”, relata la ex presidenta de Enacal, Ruth Selma Herrera.

  • ANA CON RETRASOS Y SIN PRESUPUESTO

El reciente 29 de junio la Asamblea Nacional eligió a Luis Ángel Montenegro Padilla como director de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), cuya institución es el órgano superior responsable de la gestión integral de las aguas nacionales.

Sin embargo, según el diputado presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Asamblea, Francisco Jarquín, será hasta el año 2010 que el ANA empiece a funcionar, debido a que debe organizarse, instalarse y buscar fondos del Presupuesto General de la República.

La Ley de Aguas Nacionales (Ley 620), aprobada por los parlamentarios el 15 de mayo de 2007, establecía un plazo no mayor de seis meses, a partir de su publicación, para elegir al director del ANA, pero tuvieron que pasar tres años y un mes para que sucediera.

El viceministro del Ambiente y los Recursos Naturales, Roberto Araquistain, asevera que no se había elegido al director del ANA porque “no hemos logrado conseguir los suficientes recursos”.

Pero Jarquín afirma que en realidad fue por asuntos partidarios: “Nosotros teníamos a Salvador Montenegro, pero el FSLN quiere a Luis Ángel Montenegro (Padilla). Eso es lo que había atrasado”, asegura el parlamentario.

Según el diputado, el director del ANA es hijo del contralor sandinista Luis Ángel Montenegro. Su profesión es abogado y notario público y tiene una Maestría en Derecho Empresarial. Salvador Montenegro es el director del Centro de Investigaciones de Recursos Acuáticos (CIRA) y era apoyado por una veintena de organizaciones aglutinadas en la Coalición de Organizaciones por el Derecho al Agua (CODA).

Para aunar esfuerzos, las alcaldías de Managua, Ticuantepe, Nindirí, El Crucero y La Concepción fundaron la Asociación de Municipios de la Subcuenca III de la Cuenca Sur del Lago de Managua (Amusclan), con los propósitos de prevenir y controlar la contaminación, desarrollar un ordenamiento territorial y sistemas de producción agroforestal, impulsar el manejo de cuencas y microcuencas, promover el pago por servicios ambientales, entre otras acciones.

Amusclan logró conseguir a través de los noruegos un financiamiento de 6.3 millones de dólares, revela José Navarro, director de la Unidad de Gestión Ambiental de la Alcaldía de La Concepción, quien explica que buscan hacer mayor énfasis en conservar los recursos hídricos y proteger la zona alta de la Subcuenca III, para evitar mayores daños a los capitalinos y sus vecinos.

Con relación al crecimiento desordenado de urbanizadoras y asentamientos espontáneos, el funcionario de La Concepción comenta que en el proyecto “se plantea un ordenamiento territorial como una respuesta concreta al desorden existente”, cuyo estudio esperan finalice en el año 2010.

Rodrigo Soto, coordinador de Amusclan en Ticuantepe, afirma que de igual manera han recibido financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el fortalecimiento institucional, drenaje pluvial, educación ambiental y ordenamiento territorial en la zona; sin embargo, dijo desconocer de cuánto era el monto.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s